dissabte, 10 de març de 2012

Mis reseñas: Los enamoramientos


Por fin he terminado con Los enamoramientos de Javier Marías, y digo por fin porque si he de ser sincera no me ha gustado nada. No sé si será por el momento en que lo he leído, o si es porque en estos momentos mi vida necesita más acción pero me ha resultado un tanto "jartible". Quizá simplemente es que soy rara y no comparto la admiración general hacia Javier Marías y su forma de escribir, pero claro yo no soy una crítica experta y profesional, soy simplemente una lectora más.
 Esto es más bien como mi caso con el vino: me gusta el vino, pero no soy una enóloga así que no sé si es de alta calidad o no, si los taninos son así o asá, o si es mejor la uva merlot o shiraz, solo sé decir, al beber un trago, si me gusta, o no.

La acción, o el argumento no es más que un telón de fondo, o una excusa, a partir del cual aparecen toda una serie de disertaciones, disquisiciones, reflexiones, digresiones, etc, etc, etc, sobre temas como la muerte o el amor, y sobre todo la relación entre ambos, vamos que, en mi humilde opinión como siempre, se va por los cerdos de Úbeda y para decir el color de una pared es capaz de utlizar tres páginas analizando los matices, variaciones o posibilidades de dicho color.

La protagonista es una mujer, María Dolz, pero las reflexiones y pensamientos que el autor pone en su boca no resultan femeninos, lo mismo podría haberlo dicho cualquier otro, lo que refleja falta de conocimiento de la mente femenina y sus complejos entramados (vale es cierto, es que saber eso es casi de Premio Nobel), en fin que no hay ningún rasgo que distinga o haga únicos a los personajes. 
La obra consta de muy pocos personajes, e incluso algunos de los pocos que aparecen, como Ruibérriz, no aportan nada a la obra.

La historia en sí es bastante simple: María desayuna todos los días en una cafetería cerca del trabajo. Allí también desayuna un matrimonio que para ella reflejan la felicidad perfecta. Poco después el marido es asesinado y ella se encuentra a la mujer, Luisa, a quien conocerá y quien le presentará a Javier que resultará ser...y hasta aquí puedo contar, no vaya a ser que alguno os lo queráis leer...


Próxima parada:



Me gustaría desde aquí agradecer a la autora que me haya enviado el libro para leerlo, que creo que con el título ya tiene algo ganado. Quizá no suene muy ortodoxo, ni muy profesional, pero una de las cosas que más me llaman la atención de un libro es su título, y de momento no me ha ido mal del todo, porque gracias a eso he descubierto verdaderas joyas. Espero poder unir este título a buenas historias "protagonizadas" por animales (al menos en sus títulos) como la que enseña la elegancia del erizo, los ojos amarillos de los cocodrilos y sus tortugas y ardillas posteriores, los caracoles que resulta que no saben que son caracoles, las ranas que también se enamoran, etc.

Ya os contaré que tal, de momento lo acabo de empezar, y no tiene mala pinta...

3 comentaris:

  1. Por algún motivo este libro no me llama nada y encima me dices que no te ha gustado pues descartado está, a ver qué te parece las tarántulas, yo lo he leído esta semana y me gustó, es muy divertido
    besos

    ResponElimina
  2. Espero que te gusten mis tarantulillas. Estaré atenta a tu reseña.

    Un abrazo

    ResponElimina
  3. Estoy oyendo y leyendo muy buenos comentarios de la última obra de Marías y la verdad, no sé si atreverme de nuevo. Le abandoné en 'Corazón tan frío', y tanto, frío, y pausado... Pero siempre es bueno cambiar de opinión o, al menos, intentarlo. Saludos!!!!

    ResponElimina