diumenge, 14 d’abril de 2013

MIS RESEÑAS: COLD SPRING HARBOUR

¿Alguna vez os ha pasado que acabas de leer un libro y piensas "vale, muy bien, y ahora esto como lo reseño yo"?????
Pues eso me ha pasado a mí tras leer esta novela  y que ha tenido en mí el mismo impacto que multiplicar algo por uno, o sea, ninguno.

Un dato para comenzar: no está claro ni el título. Me explico, lo busques donde lo busques aparece como Cold Srping Harbor, aunque en la portada poner HarboUr, ¿un tecnicismo sin importancia? puede ser, ¿qué en inglés estadounidense sean lo mismo? puede ser, ¿un indicio de que algo no acaba de cuajar...? vosotros mismos.

 









Richard Yates
224 pags
Encuadernación: Tapa blanda
Año de edición:2009
Plaza edición: BARCELONA


 


SINOPSIS: 

La avería de un coche en Nueva York pone en contacto a los jóvenes Evan y Rachel, que de inmediato se sienten atraídos y no tardan en casarse. El flechazo irreflexivo construye planes secretos que intentan escapar de la trampa de la mediocridad y sueños que pronto se disiparán; la realidad acabará imponiendo sus severas reglas… Profundo conocedor de la sociedad estadounidense, Yates compone una trama de amor y desamor sobre el fondo de unas familias desencantadas, ajenas al famoso sueño americano y a sus ideales, aunque nos recuerda la necesidad de las ilusiones, pues la esperanza lo es todo cuando la vida se obstina en decepcionar. 


Mi opinión:
 
Vamos a ver, por donde empiezo... Sí, creo que lo más justo es que reconozca que, probablemente,  mi poca conexión con este libro  se debe al género al que pertenece, el realismo norteamericano de vidas cotidianas.

Evan Shepard es un adolescente que a las primeras de cambio deja embarazada a su novia, más adolescente que él si cabe. La premura del matrimonio les lleva a divorciarse al muy poco tiempo.
Años después, en un viaje con su padre, sufren una avería y piden ayuda en una casa donde viven Gloria y sus dos hijos, Rachel y Phil. Rachel y Evan se atraen desde el primer momento y al poco tiempo se casan, (sí, sí, otra vez, se ve que la primera no había escarmentado...). Tras un tiempo viviendo solos, se trasladan a una casa en Cold Spring Harbor, con Gloria, creca de donde viven también los padres de Evan.

¿El problema? que no pasa nada en especial, es como si hicieran un agujerito en casa del vecino del 5º y viéramos su vida, pero no como en las pelis que resulta que siempre pasa algo inesperado o truculento, o incluso erótico en la casa que espías, no, no que va, aquí asistimos a conversaciones sin sentidos, una suegra medio loca (o del todo), una esposa infantiloide,  un marido harto del trabajo que solo quiere que le dejen cenar tranquilamente y un hermano algo rarito. Punto pelota, nada más, vamos, cualquier vida pero con menos tonterías.

Ambientado en ese realismo cotidiano, en mi humilde opinión, la mayoría de los personajes no tienen ni pes ni cabeza:

Gloria: la madre de Rachel, o sea, la suegra. Está como un cencerro: ya la descripción física que Yates hace de ella nos hace presente lo grotesco de este personaje, necesita ser constantemente el centro de atención, tan infantil como su hija, no puede callar ni bajo del agua. Siente fascinación por el padre de Evan.

Rachel: es la segunda mujer de Evan, pero es infantil, algo malcriada y con muchos pájaros en la cabeza. Os pongo un ejemplo para que veais lo absurdo de la situación:

Una mañana, mientras están todos bajo desayunando, aparece Rachel por las escaleras, y sin venir a cuento grita: "¡Quiero a todo el mundo!", su madre se emociona tanto que afirma que ese será uno de los momentos más inolvidables de su vida, que aunque pasen los años, los lustros y el mundo entero se desmorone, ellos recordarán esa mañana en que una criatura tan perfecta, tan dulce, anunció que quería al mundo...  

A ver, yo no sé vosotros, pero yo me acabo de levantar, estoy tranquilamente tomándome mi café con leche y magdalenas, y aparece alguien (en este caso se supone que tu mujer) diciendo, "quiero a todo el mundo" y, primero, se me atraganta la magdalena fijo, y después lo primero que se me ocurre preguntar es "¿qué te has fumado?

Como esta, otras situaciones surrealistas se dan en la obra, como cuando de pronto se juntan en casa de Gloria (repito grotesca y chabacan), Gloria, una señora mayor muy rica, ducada y elegante, el padre de Evan, y por primera vez su madre con un pedal de aupa y durmiéndose en el sofá para poder soportar la estancia...

Los padres de Evan también son algo extraños. Veréis, viven en la misma pequeña ciudad, pero la madre de Evan no aparece practicamente para nada. No va a casa de su hijo, ni este le vista, no tiene ningún tipo de relación con su nuera...

En fin, que no he conectado, que ha habido momentos en los que realmente me he aburrido leyendo, y pensando que igual, viendo Gran Hermano obtenía lo mismo.

Como ya he comentado anteriormente, no es mi género favorito, quizá porque al leer me gusta soñar con otras vidas, otros mundos, que me emocionen, que me sorprendan, aunque sea desde lo pequeño, lo cotidiano, y este no ha sido el caso.

Pero ánimo, que para gustos, los colores, pero yo le pongo un... 4´5/10

La escritura de Richard Yates refleja el primer estadio de la frustración de hombres y mujeres ante ese ideal imposible estadounidense, el “crack” ideológico y sentimental que Fitzgerald volcó en su “era del jazz” y que él ubica en la “era de la ansiedad”.

Ninguna de sus novelas podía encontrarse editada en los primeros años posteriores a su muerte, aunque su reputación ha aumentado sustancialmente de forma póstuma y muchas de sus novelas se han reeditado.

PRÓXIMA PARADA: Cartas que siempre esperé, de Maria de la Pau Janer.

10 comentaris:

  1. Vaya tela!! Yo intenté leer Revolucionary road y lo dejé porque no podía con él, el matrimonio en cuestión no hacían más que reñir y era un rollo. Por lo que veo, este va del mismo palo, así que me lo ahorro.
    Tu próxima lectura es una historia bonita no está mal.
    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues sí parece que el de laws cartas sea mejor, aunque la verdad, para que me guste más que este tampoco hay que esforzarse mucho.
      Un beso

      Elimina
  2. Jaja, me han encantado tus comentarios. No conocía el libro, pero tampoco me llama la atención. Parece bastante aburrido, y con esas absurdidades...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Nada, nada, a por otro sin ninguna duda.
      Un beso

      Elimina
  3. Uys, pues no lo conocía, pero tampoco me llama nada. Así que esta vez uno que no me apunto, que tampoco viene mal.
    Besotes!!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Está muy bien poder tener una lista de "no-pendientes" que si no nos volveremos todos locos.
      un beso

      Elimina
  4. No lo conocía pero me pasa como a Margari que no me atrae casi nada...uno menos para los pendientes jeje
    Un beso!

    ResponElimina
  5. Pues eso, que se agradece mucho no alargar aún más la lista de pendientes... Gracias por la reseña!
    Besos,

    ResponElimina
  6. Pues nunca he leído nada de este tipo. Quizá estaría curioso...

    Besotes

    ResponElimina
  7. Hola! Si me ha pasado de no saber como reseñar un libro.
    Respecto a esta novela la sinopsis no me llama y después de tu reseña, esta claro que no planeo leerla.
    Besos!!

    ResponElimina