dimecres, 17 d’octubre de 2012

MIS RESEÑAS: LA HIJA DE ROBERT POSTE

Hace días que terminé esta novela (de hecho de ha dado tiempo a leer otras dos...), pero al fnal entre unas cosas y otras y que he estado varios días sin ordenador no he podido encontrar un momento para dedicarle a su reseña, así que aunque con un poco de retraso, aquí va. 

Sinopsis:

Ganadora del Prix Femina-Vie Hereuse en 1933, y mítico long-seller, La hija de Robert Poste está considerada la novela cómica más perfecta de la literatura inglesa del XX. Brutalmente divertida, dotada de un ingenio irreverente, narra la historia de Flora Poste, una joven que, tras haber recibido una educación «cara, deportiva y larga», se queda huérfana y acaba siendo acogida por sus parientes, los rústicos y asilvestrados Starkadder, en la bucólica granja de Cold Comfort Farm, en plena Inglaterra profunda. Una vez allí, Flora tendrá ocasión de intimar con toda una galería de extraños y taciturnos personajes: Amos, llamado por Dios; Seth, dominado por el despertar de su prominente sexualidad; Meriam, la chica que se queda preñada cada año «cuando florece la parravirgen»; o la tía Ada Doom, la solitaria matriarca, ya entrada en años, que en una ocasión «vio algo sucio en la leñera». Flora, entonces, decide poner orden en la vida de Cold Comfort Farm, y allí empezará su desgracia.

 La hija de Robert Poste es una novela publicada por Stella Gibbons en 1932, así que debido a los años que tiene supongo que la mayoría ya la habréis leído, aún así he de reconocer que yo no conocía su existencia hasta que leí una referncia sobre ella en un blog.

Flora Poste es una muchacha de clase medio-alta, que ha recibido una buena educación, como le corresponde a una señorita británica de su posición. Sus padres, que siempre estaban de viaje, mueren en un accidente, y se ve obligada a tomar una decisión: o se pone a trabajar y se convierte en una mujer independiente capaz de mantenerse por si misma (cosa que le recomendará encarecidamente su gran amiga la señora Smiling ) o recurre a la "hospitalidad" de alguno de sus parientes, que según ella, están obligados a darle cobijo y sustento.
Y aquí comienza la crítica mordaz y la parodia que es el libro: frente a la diatriba de ser una mujer moderna e independiente, y la de poder vivir sin preocupaciones ni obligaciones, opta por lo segundo. Así pues, Flora enviará una carta a sus familiares y según sus respuestas y lo que le ofrezca cada uno, decidirá con quién se queda.
Es así como acaba en Cold Comfort Farm, con los Starkadder, unos primos a los que no conoce y que viven en una granja en la Inglaterra más profunda: todo un choque de identidades.

En cuanto llega a Cold Comfort Farm, tiene claro su objetivo y su lugar en la granja: "civilizar" y convertir en gente educada y cosmopolita a sus habitantes. Ninguno escapará a sus planes: Amos, Judith, Elfine, Seth, Reuben, Merien, incluso su vieja tía Ada Doom, serán objeto de sus "experimentos", de modo que Flora se convertirá en la cabeza que mueva los hilos de estas "marionetas" hasta conseguir para cada uno lo que ella considera más conveniente.

Así consigue que Amos se vaya por todo el mundo a predicar la condenación y el infierno por medio mundo, que Reuben se haga con la granja, que Seth acabe en Hollywood, que Elfine se case con alguien de buena posición o que Meriem deje de engendrar hijos a diestro y siniestro siguiendo el "hechizo" de la parravirgen.

La historia está narrada en un estilo fácil y ligero, dividido en capítulos de corta extensión y que no suponen ningún corte en el desarrollo de la acción, ya que no suponen ningún cambio de escenario, de trama o de personaje.

¿Mi opinión?

Creo que al haber leído en varias reseñas y sobre todo en la sinopsis que es "brutalmente divertida" y el evidente sentido del humor del que hacía gala la autora, esperaba encontrarme quizá con un humor más evidente. Desde luego no es una novela que te haga reír a carcajadas, y es que supongo que hay que ser inglés para entender en toda su plenitud el famoso "sentido del humor británico". A esto cabría añadirle que juega en contra la traducción ya que muchas de las expresiones o de la comicidad reside en las diferencias léxicas y sobre todo de pronunciación entre el inglés de ciudad de Flora y el rural de los Starkadder.

Aún así la mordacidad y la parodia son evidentes  en muchos casos; por ejemplo en la educación "deportiva" que recibe Flora, en sus lecturas, en su decisión de vivir a costa de sus parientes en lugar de trabajar, etc. Además le explica a Elfine todo lo necesario para convertirse en una dama de la sociedad aristocrática, y el primer consejo es: no ser demasiado lista, no hablar de cosas interesantes y no escribir poesía...

El final de la novela también resulta bastante estrambótico, pero tendréis que leerlo para ver averiguar cómo termina la pobre tía Ada Doom...

Los personajes:

De todos los gustos, formas y sabores... que podríamos dividir en dos grupos según el binomio ciudad-campo.

Al de la ciudad, de ambiente cosmopolita y fiestas podríamos incluir a la propia Flora, a su amiga y consejera la señora Smiling, y a su primo lejano Charles.

Al grupo del campo pertencerían los Starkadder al completo:
- la tía Ada Doom, que "vio algo sucio en la leñera" de pequeña y quedó traumatizada, convirtiéndose en una sombre que pesa sobre los habitantes de Cold Comfort Farm obsesionada con la soledad.
- Amos, un predicador "infernal".
- Judith, la mujer de Amos, obsesionada con su hijo Seth.
- Seth, a quien solo le interesa el cine.
- Su hermano Reuben, quien desea quedarse con la granja a toda costa.
- Elfine, la chica de la familia, un espíritu libre, aniñado, que se dedica a vagar por los montes y campos que rodean la granja.
- el viejo Sam, tan obsesionado con sus vacas, como con Elfine.

Al rededor de estos irán apareciendo los demás personajes y habitantes de la granja para completar el mosaico y que actuarán, a veces como colaboradores, a veces como espectadores de los tejemanejes de Flora Poste.

Después de todo, no creo que sea lo último que lea de ella...


PRÓXIMA PARADA: EL PAÍS DE LA CANELA
 


3 comentaris:

  1. Todavía no me he decidido a leerla, aunque la mayoría de las reseñas la recomiendan hay algo que no me acaba de convencer, quizás porque hay segunda parte y eso siempre me tira para atrás. El humor británico tampoco es muy de mi gusto. Creo que seguirá al final de la lista de pendientes.
    Besos
    Por cierto, menuda portada la de tu próxima parada.

    ResponElimina
  2. Al parecer yo la he disfrutado muuuuucho más. A mí me pareció deliciosa.
    Besos,

    ResponElimina
  3. Parece que no la has disfrutado tanto. Pero me apetece leerla mucho, así que está bien leer reseñas no tan positivas, para bajar las expectativas.
    Besotes!!!

    ResponElimina