dimarts, 14 de maig de 2013

HABEMUS FUTURO

En alguna que otra ocasión he compartido con vosotros algunas de las "perlas" que uno se puede encontrar en los exámenes y trabajos, así que creo que también es justo que comparta también las cosas buenas, que como las meigas "haberlas haylas".

Estamos de concurso literario, y se han presentado a dicho concurso 75 textos de los diferentes géneros, y la verdad es que hay trabajos muy buenos, de esos que te dejan gratamente sorprendido y en los que vislumbras esos brotes verdes que le salen al olmo viejo de Machado.

Obviamente aquí no puedo reproducir la obra de todos los ganadores, pero sirva para muestra un botón de lo que son capaces de hacer. He aquí uno de los poemas que componene el poemario ganador:

NANA

Mi bebé está en la cuna
mi bebé está llorando,
se despierta a la una
empapado en su llanto.

La noceh ciega y sorda,
cubierta con su manto,
se enfría los riñones
¡monstruos y cara de espanto!

Vi a dos chulapas verdes
que cantaban en alto:
pajarillo, enmudece
o te talamos el árbol.

Esta noche queríamos matar
a un niño que lloraba tanto
que, en vez de llevarlo al mar,
lo hemos lanzado a un pantano.

Mi bebé está en la cuna
mi bebé está silenciado,
se ha muerto a la una
ahogado en su llanto.

Este es uno de los 8 poemas que componen su "No digáis que estoy muerto", y de su autor tan solo os diré que se llama Pau (por aquello de preservar la intimidad), y que son poemas inéditos suyos. 
Venga va, os pongo otro:

Quiero besar tu ombligo,
fruto de anís amargo,
triste y ausente testigo:
lamerlo, lamerlo y tragarlo.

Una Biblia que está blanca,
un pastel envenenado
azufaifos en las laderas
y un caudillo violado.

Quiero besar tu ombligo,
fruto de anís a,argo,
triste y ausente testigo:
lamerlo, lamerlo y tragarlo.

¿Qué tenemos el futuro de la literatura, y por ende, de la humanidad asegurado, o no????

divendres, 3 de maig de 2013

MIS RESEÑAS: LA FELICIDAD ES UN TÉ CONTIGO

Seguimos con la racha de lecturas que consiguen hacerte sonreir, y es que como ya os comenté en la entrada anterior, sigo en mi estado de rebeldía contra la oscuridad (no, tranquilos que no voy a destruir ningún anillo ni nada por el estilo...) y cansada de dilucidar si me tiraba a las vías del tren o al maquinista, si me cortaba las venas o me las dejaba largas, que quieras que no siempre favorece más, he decidido leer novelas que me permitan soñar y capear el temporal.

En esa línea se encuentra La felicidad es un té contigo, de Mamen Sánchez.




SINOPSIS

La inexplicable desaparición del gentleman Atticus Craftsman en el corazón de las tinieblas de la España profunda parece estar relacionada con las malas artes de cinco mujeres desesperadas, las empleadas de la revista Librarte, capaces de cualquier cosa con tal de conservar su trabajo.El inspector Manchego será el encargado de desenredar una trama en la que la comedia romántica se mezcla con el drama más tierno, la intriga policiaca desemboca en el mayor hallazgo literario de todos los tiempos, lo difícil se vuelve fácil y los problemas se ahogan en un mar de lágrimas... de risa. Todo esto para terminar descubriendo, qué cosas, que el amor lo explica todo.AVISO PARA LECTORES:Esta novela puede afectar seriamente su percepción pesimista de la realidad. Provoca carcajadas y ganas de más. Sus personajes son como los hijos: cuanto más tropiezan, más se les quiere. Cuidado con sus corazones: les pueden entrar ganas irrefrenables.

MI OPINIÓN

Cinco mujeres, cuya relación va más allá del merolazo laboral, deciden urdir un plan cuando ven que Librarte, revista en la que trabajan, va a ser cerrada por sus pocos beneficios. El encargado de cerrarla será Atticus, un joven inglés, hijo del dueño de Craftman's, una importante editorial británica con extensión y presencia en medio mundo. 

En un principio la tarea no parece plantear ninguna dificultad, pero todos los esquemas, tradiciones e ideales más rancios ingleses se desintegran cuando Atticus llega a Madrid, o mejor dicho, cuando le arrollan los ojos azules de Soleá, una de las empleadas. Eso y que el "inglesito" no sabe lo que es hacer que cinco mujeres se conjuren para conseguir algo, a ver quién es el guapo que las para...

Tras su llegada, Atticus desaparece misteriosamente sin dejar rastro y sin que nadie sepa nada de él, ¿o sí...???? Marlow, el padre de Atticus decide poner el asunto en manos de la policía española, caso que recaerá en Manchego, quien se verá envuelto no solo en la investigación de dicha desaparición si no que se enredará, tropezará y atará entre los lazos de estas cinco mujeres.

Berta, Soleá, María, Gabi y Asunción son nuestras protagonistas; Manchego y Atticus, los chicos de la peli.
Una comedia coral marcada por dos polos que sirven de raíles para estructuras el tempo y el movimiento narrativos: por un lado, Soleá y Atticus, por otro, Berta y Manchego.

A través de un engaño ( no os voy a contra cuál, aunque supongo que la mayoría ya lo conoceréis), Soleá consigue llevarse a Granada, más concretamente a las cuevas de Albaicín a Atticus, y ya la mera visión del inglés estirado, impoluto, elegeante y sofisticado en medio del carmen de los Heredia, rodeado de toda la familia gitana de Soleá, ya nos hace sonreir, e intuir el choque cultural. Ni os cuento cuando aparece en escena Moira, la madre de Atticus...

El humor en la obra pues, se desarrolla de una manera sencilla, fluida, sin la necesidad de recurrir al humor soez, ridículo o demasiado obvio de otras novelas, y a partir de una serie de "tópicos" más o menos previsibles consigue crear una novela agradable de leer y de esas que dejan un buen sabor de boca.

Cada uno de los personajes tiene su color, personalidad y carácter propio, por lo que se alejan del esterotipo convencional que podríamos esperar de ellos. Cada uno caraga con sus miedos y sus anhelos, con sus filias y sus fobias; no son perfectos y son conscientes de ello (hasta el prota tiene una ligera cojera...) y es precisamente en esas debilidades donde han aprendido a quererse.

La literatura también tiene un papel importante en la obra: además de la avidez lectora de alguna de las protagonistas (describiendo la pasión por la lectura podría ser cualqueira de nosotros), Lorca, Heminway o Tolkien tendrán un papel destacado en la obra.

En resumen, una comedia dulce sin empalagar, con momentos de esos que te permiten sacar una gran sonrisa y te reconcilian un poquito más con el día a día, por eso le pongo un 8/10

"El beso fue de nueces y castañas, de vino caliente, de chimenea encendida."

He de reconocer que con Mamen Sánchez he sufrido un proceso de acercaminero y reconciliación. Lo primero que leí de ella fue Gafas de sol para días de lluvia, y no me acabó demasiado, o es que por aquel entonces tenía menos tolerancía al almíbar. Después leí  Agua del limonero y esa ya me gustó más y ahora con La felicidad es un té contigo, me ha conquistado un poquito más, así que estoy esperando ya la próxima...

PRÓXIMA PARADA: LUGARES QUE NO SALEN EN LOS MAPAS